• Iciar Leal

La gamificación y los RRHH: una nueva realidad

Actualizado: sep 3

En el siglo XXI las alternativas para la mejora del rendimiento en su empresa son muy extensas. Sin embargo, la implementación de la gamificación en RR.HH puede suponer un antes y un después en la calidad de sus empleados.

ICIAR LEAL MARTÍNEZ


Jugar en el trabajo parece una antítesis. Para muchos empleados el trabajo y la diversión son términos opuestos que en raras ocasiones se juntan. ¿Pero y si existiera una forma para que el trabajador se divirtiera mientras mejora sus habilidades, se enfrentara a nuevos desafíos que le hicieran crecer profesionalmente o que mejorase su relación con la empresa o el medio en el que se mueve? Este nuevo mundo que se abre ante usted se llama gamificación. Si todavía no lo conoce, no se preocupe; nosotros le explicaremos esta nueva oportunidad para su empresa y las ventajas que tiene en los Recursos Humanos.


La gamificación puede definirse como el uso de una serie de herramientas como videojuegos, aplicaciones o, incluso, juegos de mesa en los que a través de “simulaciones” se busca que el empleado cumpla una serie de objetivos que le ayuden a mejorar e impliquen un desarrollo de sus habilidades. Por ejemplo, un juego de estrategia aplicado al área de nuestra empresa puede ayudar a que el trabajador sepa enfrentarse a situaciones que pueden suceder a diario. Otro en el que haga falta la colaboración puede suponer una mejora de las relaciones entre los empleados y un antes y un después en el trabajo en equipo.


Sin embargo, la gamificación también puede utilizarse en las áreas de Recursos Humanos con muy buenos resultados. Los objetivos en esta área son variados y mayoritariamente tienen tres objetivos: la búsqueda de talento, el desarrollo de las capacidades y la mejora de la relación del empleado con la empresa.


En la búsqueda de talento la empresa debe ser capaz de encontrar a esas personas que reúnan las condiciones de ser talentosas y adecuadas para las necesidades de la empresa (como encontrar esa pieza de puzzle que encaja con la muesca de la de al lado, algo nada sencillo cuando tenemos más de mil piezas para escoger). A través de las diferentes opciones de simulación que se plantean se puede encontrar a esos empleados que reúnan las condiciones que buscamos de motivación, garra, inteligencia y todos los etcétera que busque su empresa.

En los procesos que ofrece la gamificación también puede desarrollar el talento que ya tiene en sus filas. Los empleados desmotivados y sin nuevos retos pueden sentirse estancados y bajar su rendimiento al no tener nuevas metas. Sin embargo, podemos mejorar su competitividad y enseñarle nuevas habilidades que les sean útiles de cara a las necesidades que la empresa y al crecimiento de los resultados de la misma.


Además, las actividades pueden ayudar a crear un sentimiento de relación con la marca. Si conseguimos que el empleado tenga ganas de acudir a trabajar, que vaya con ganas a su puesto, significa que habremos logrado que, gracias al crecimiento de su motivación con las técnicas que ofrece la gamificación, el empleado sienta que pertenece a la marca, que forma parte de algo más grande.


Así que no dude en esta alternativa. Es un gran momento para aplicarla a su empresa ya que con ella puede mejorar el rendimiento de los empleados y lograr unos mejores resultados. ¡Es el momento de gamificarse!


#Gamificación #HumanResources #HRTechnology


46 vistas