La hoja de ruta del talento total disponible

Actualizado: ago 24

Nadie duda que un equipo unido arroja unos resultados de rendimiento superiores a uno mal engrasado. Pero no todo el talento es apto para cualquier tipo de equipo ni cualquier tipo de equipo puede considerarse el “permanentemente adecuado”. La dinámica del mercado obliga a las organizaciones a renovarse e incluso reconstruirse y cada vez con más frecuencia.


La hoja de ruta del talento es un planteamiento estratégico que pretende dar respuesta a las necesidades actuales de una organización previendo las necesidades futuras de la misma.


Pero a menudo ésta previsión se hace suponiendo que la estructura de la organización no ha sufrido una mutación o incluso transformación. Lo cierto, es que con toda probabilidad, la organización habrá cambiado sustancialmente de estructura en un marco temporal “no tan largo”.


Así pues, el gran desafío es completar una hoja de ruta del talento que contemple los posibles cambios de estructura de ésta en calidad de “Equipo”. Para ilustrar esta afirmación, usemos el ejemplo del equipo tipo Cadena de Montaje vs. el de tipo Castells.


El Equipo tipo Cadena de Montaje


Si uno se para a analizar cómo funciona una cadena de montaje, podrá identificar claramente las tareas que cada operario realiza. Cada actividad es claramente diferenciada de la previa y de la posterior. Todos los operarios son un equipo que funciona a la perfección cuando el trabajo de uno finaliza exactamente cuando se produce la disponibilidad del siguiente.


En esta cadena de montaje imaginaria, ¿Qué sucedería si el trabajo de un operario se realizara por dos personas simultáneamente “trabajando en equipo”? Probablemente, se produciría un caos a los pocos minutos de iniciar la actividad.


El Equipo tipo Castells


Por otro lado, podemos analizar los Castells, esas gigantescas torres humanas populares en Cataluña. Si aplicásemos el mismo tipo de equipo que en la cadena de montaje, el Castell probablemente no subiría más allá de un par de niveles antes de que se produjera un accidente grave.


En el caso de los Castells, cada miembro integrante de un nivel del castillo humano realiza exactamente la misma actividad que su compañero de nivel. En este caso, suman fuerzas para desarrollar la potencia necesaria que el equipo en su conjunto necesita.


¿Qué sucedería si el trabajo no estuviera duplicado por varias personas simultáneamente “trabajando en equipo”? Probablemente, se produciría un caos a los pocos minutos de iniciar el Castell.



La hoja de ruta del talento debe contemplar el Talento Total Disponible


Lo cierto es que todas las organizaciones combinan ambos tipos de equipo en su estructura. Si recordamos que no todo el tipo de talento es apto para cualquier tipo de equipo, comprendemos los desafíos en el liderazgo, los planes de sucesión, los mapas de carrera, el upskilling y reskilling, el reconocimiento al desempeño, y la planificación del Workforce en su conjunto.


Antes de nada debemos aclarar lo que entendemos por Talento Total Disponible. Es aquel talento, interno y externo, que podemos activar para el desarrollo de un rol dentro de la organización. Gestionar eficazmente el talento total disponible significa ser capaz de activarlo rápida y eficazmente.


Para completar la hoja de ruta del talento total disponible de forma que de respuesta a las necesidades actuales y futuras de organización, independientemente del tipo de equipo que ésta sea, podemos plantearla en dos fases:

1. La fase operativa

2. La fase de garantía


En la fase operativa de la hoja de ruta trataremos al talento total disponible interno y consideraremos que debe ser capaz de actuar como cadena de montaje.


En la fase de garantía nos enfocamos al talento total disponible futuro, que incluirá tanto el interno como el externo y actuará en forma de Castell.


Con este planteamiento en dos fases, estaremos capacitados hoy para analizar las necesidades actuales y futuras del talento, compatibilizando las necesidades de dicho activo con la potencial evolución de la organización.


Pero lo mejor de este planteamiento, es que permite un debate de máximo interés….¿Conocemos el talento total disponible?


30 vistas0 comentarios