¿Qué es es la Empleabilidad? La clave para tu búsqueda de empleo

Actualizado: 16 jul


Según la Real Academia Española (RAE), la definición de empleabilidad es el “Conjunto de aptitudes y actitudes que permiten a una persona conseguir y conservar un empleo”. Dicho con otras palabras, la empleabilidad es el conjunto de características que propician que una persona encuentre un nuevo empleo o mantenga el que tiene.


Teniendo claro ya el significado de empleabilidad, el siguiente paso es saber qué influye para tener una buena o mala empleabilidad. Una parte de la misma tiene que ver con las hard skills, es decir, el conjunto de habilidades o conocimientos técnicos que permiten desempeñar un determinado trabajo. Pero la empleabilidad va mucho más allá de los títulos o la experiencia profesional.


A la hora de valorar un candidato, las empresas tienen cada vez más en cuenta las soft skills. Se trata de las habilidades interpersonales, aquellas que determinan cómo nos relacionamos con los demás y qué capacidad de trabajo en equipo tenemos. Estas nos hacen diferentes y aportan un valor añadido, por tanto nos sirven para mejorar nuestra empleabilidad


Todos tenemos un Coeficiente Intelectual y un Coeficiente Emocional. La próxima vez que acudas a una entrevista de trabajo, relájate y recuerda que la persona que tienes delante se va a fijar en tu expediente académico o en tu nivel de inglés, sí, pero sobre todo va a estar pendiente de la manera en que interactúas con ella.


Las soft skills más relevantes para mejorar la empleabilidad


La lista de habilidades blandas es extensa, pero tenemos que tener claro cuales son las más importantes a la hora de determinar la empleabilidad de un candidato y por tanto las que más nos interesa potenciar:


  • Confianza: es clave en cualquier equipo. No se trata de llevarse bien o mal con los compañeros, sino de saber que el otro va a cumplir con su parte. La confianza se teje poco a poco con el ejemplo continuo, por ejemplo, mostrando coherencia entre lo que dices y lo que haces, compartiendo información o asumiendo compromisos y responsabilidades. Y recuerda: no es vitalicia, hay que trabajarla día a día.


  • Gestión de la diversidad: en entornos laborales donde conviven diferentes generaciones y perfiles de todo tipo, es importante mantener una actitud inclusiva, no discriminatoria. Podemos aprender de quien piensa de manera diferente, porque de la contraposición de ideas surgen proyectos.


  • Gestión del cambio: es cierto que los cambios son disruptivos, rompen nuestros esquemas, nos sacan de nuestra área de confort, exigen un esfuerzo de adaptación… Pero son la condición sine qua non para evolucionar, personal o profesionalmente. Debemos encararlos, comunicándonos, informándonos: cuanta más información tengamos, menos incertidumbre generarán, y por tanto infundirán menos temor.


  • Responsabilidad: recuerda que eres responsable de todas tus acciones. La responsabilidad (o accountability) está estrechamente conectada con la confianza. Tiene que ver con la integridad y la honestidad, con el reconocimiento de los propios límites, la admisión de los errores. Ya hace 2.500 años, Sócrates decía aquello de “Conócete a ti mismo”.


  • Pensamiento crítico: esta cualidad no tiene que ver con la racionalidad (aunque nunca estará de más saber hacer un análisis DAFO), sino con la toma de decisiones a partir de un proceso inclusivo: infórmate, compara alternativas, implica y escucha a tu equipo, ten en cuenta otros puntos de vista… En resumen, aplica la inteligencia conversacional antes de tomar una decisión.


  • Escucha activa: en un entorno de continuas distracciones y luchas encarnizadas por captar nuestra atención, es cada vez más complicado estar presente. Presta atención a quien te habla, demuestra que entiendes el contexto. Respira, mira, escucha, genera empatía.



A estas alturas ya sabemos qué es la empleabilidad, los factores que influyen en la misma y también cómo mejorar nuestra empleabilidad. Pero, ¿cómo sé yo si poseo estas habilidades si no hay un título que las respalde?


Pues desde la plataforma de The Wise Seeker te ofrecemos las pruebas de evaluación necesarias que te permitirán descubrir tu índice de empleabilidad, que completará tu perfil profesional. Conoce y demuestra tus habilidades fácilmente ¡incluso descubre otras que no sabías que tenías!


29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo