The Wise Seeker

Conseguir trabajo después de la universidad

Conseguir trabajo después de la universidad: ¿difícil o imposible?

Actualizado: 14 jun 2023

Has acabado la carrera universitaria, formación profesional o máster y de repente … ¡PUM!: “el abismo laboral”. Sientes miedo a lo desconocido, por muchas prácticas que hayas realizado no conoces el funcionamiento de una empresa y mucho menos sabes hacerte valer a pesar de tu falta de experiencia. Pero es que ¿quién está preparado para el mundo laboral con sistema educativo basado en la teoría y la memorización pura y dura? Spoiler: NADIE.

Para todos aquellos que os encontréis en este desafío laboral postuniversitario u os vayáis a encontrar dentro de poco, os dejamos unos sencillos consejos prácticos que os ayudarán a amenizar este duro tránsito. ¡Allá vamos!

1. Autoconocimiento y exploración de tus habilidades:

Antes de lanzarte a la búsqueda de empleo, es fundamental que te tomes un tiempo para conocerte a ti mismo. Reflexiona sobre tus fortalezas, pasiones e intereses. ¿Qué te gusta? ¿En qué áreas destacas? Esta autoexploración, que podrás hacer gracias a nuestros test gratuitos de conocimientos, habilidades, aptitudes, competencias y personalidad, te ayudará a identificar los trabajos que son compatibles con tu talento y te permitirá enfocar tus esfuerzos en las oportunidades adecuadas.

2. Convierte tu falta de experiencia en una ventaja:

Es cierto, la falta de experiencia puede parecer un obstáculo, pero ¡no dejes que eso te detenga! En lugar de centrarte en lo que no tienes, resalta tus logros académicos, proyectos universitarios y prácticas relevantes que hayas realizado. Destaca tus habilidades transferibles, como el trabajo en equipo, la resolución de problemas y la capacidad de aprendizaje rápido. Recuerda, ¡tus experiencias académicas también cuentan!

3. Aprende sobre el funcionamiento de una empresa:

Es comprensible que te sientas perdido en cuanto al funcionamiento de una empresa. Pero no te preocupes, esto se aprende con el tiempo. Investiga sobre el mundo empresarial, cómo funcionan las organizaciones y las diferentes áreas en las que podrías trabajar. Puedes leer libros, seguir blogs o incluso hacer networking con profesionales de tu campo para obtener información valiosa.

4. Construye una red de contactos:

La importancia de las conexiones en el mundo laboral no puede subestimarse. Inicia construyendo tu red de contactos mientras estás en la universidad, aprovechando eventos, conferencias y programas de mentoría. Además, no dudes en utilizar las redes sociales profesionales como LinkedIn para conectarte con profesionales de tu industria y ampliar tu red. Recuerda que muchas oportunidades laborales surgen a través de contactos personales (aunque muchas sean injustas, pero ese es otro melón que abrir 😉).

5. Prepárate para destacar en las entrevistas:

Las entrevistas pueden parecer intimidantes, pero con una buena preparación, puedes brillar. Investiga sobre la empresa antes de la entrevista, familiarízate con su cultura y valores. Practica respuestas a preguntas comunes de entrevistas y prepara ejemplos de logros y situaciones en las que hayas demostrado tus habilidades. No olvides destacar tu entusiasmo y pasión por la oportunidad laboral.

Lo más importante que has de tener en cuenta durante la entrevista de trabajo es que se trata de una evaluación bidireccional, es decir, al mismo tiempo que ellos analizan si encajas en el puesto, tú has de valorar si ellos encajan con tus expectativas laborales o tus valores personales.

¡La elección es también tuya!

6. Aprende de forma continua y mantente actualizado:

El aprendizaje no termina con la obtención de tu título universitario. En un mundo laboral en constante evolución, es esencial que sigas aprendiendo y mejorando tus habilidades. Busca oportunidades de desarrollo continuo, como cursos en línea, programas de capacitación, conferencias y talleres relacionados con tu campo de interés. Mantente al tanto de las últimas tendencias, avances y tecnologías en tu industria. Esto te permitirá destacar como profesional y adaptarte a los cambios rápidos del mundo laboral.

7. Mantén una mentalidad positiva y persevera:

La transición de estudiante a profesional puede presentar desafíos y obstáculos en el camino. Es importante mantener una mentalidad positiva y perseverar en tus esfuerzos. No te desanimes por los rechazos o contratiempos. Utiliza cada experiencia como una oportunidad de aprendizaje y crecimiento. Recuerda que cada paso que das te acerca más a tus metas profesionales. Mantén la motivación y la determinación para superar cualquier obstáculo que se presente en tu camino. Nunca olvides que si tienes talento y trabajas duro cada día por mejorarlo, ¿por qué no ibas a tener éxito laboral?

En resumen, la etapa de inserción laboral puede ser desafiante, pero siguiendo estos consejos prácticos podrás facilitar tu camino y aumentar tus posibilidades de éxito. Recuerda que el proceso requiere tiempo, esfuerzo y perseverancia, pero con determinación y una actitud positiva, estarás en el camino correcto hacia una transición exitosa y una carrera profesional gratificante. ¡Adelante, graduado universitario! El mundo laboral te espera con grandes oportunidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio