The Wise Seeker

nivel de ingles buscar empleo

La importancia del nivel de inglés para mejorar la empleabilidad

“¿Hablas inglés? ¿Y cuál es tu nivel?” Son dos de las preguntas más repetidas en las entrevistas de trabajo. Si es menos de B2, el recruiter directamente te hace un “Next”, como en cierto programa de MTV. Pero, ¿esto realmente tiene sentido? Tranquilo, lo desgranamos a continuación:

Orígenes de la necesidad del dominio del inglés:

Bien es sabido por todos, que el inglés lleva siglos siendo uno de los idiomas más hablados e influyentes a nivel mundial de todos, tomando el relevo al latín. Su posición se le puede atribuir a la expansión del Imperio Británico en los siglos XVIII y XIX, durante el cual establecieron colonias en medio mundo, así como al auge económico y cultural de los Estados Unidos en el siglo XX.

A medida que el inglés se convirtió en lengua de la ciencia, tecnología, negocios y diplomacia, su relevancia aumentó de manera significativa. Logró lo inlograble por el ya mencionado latín, que gentes de todas las clases y lugares tomasen su lengua y la hiciesen en cierto modo suya: americanos, australianos, noruegos, albaceteños, etc.

Y es en este punto en el que entra el currículum, ¿por qué no iba a ser necesario hablarlo para trabajar en una empresa?

Importancia de hablar inglés para encontrar trabajo:

Los reclutadores y empresarios están de acuerdo en que un perfil que controle este idioma les puede traer, entre otros, los siguientes beneficios:

1. Acceso a un mercado laboral global: En un mundo cada vez más conectado, muchas empresas operan a nivel internacional y buscan empleados que puedan comunicarse eficientemente en inglés. Hablar inglés abre las puertas a oportunidades laborales en diferentes países y facilita la colaboración con equipos internacionales.

2. Comunicación efectiva con clientes y socios comerciales: En muchos sectores, el inglés es el idioma principal utilizado para la comunicación con clientes y socios comerciales extranjeros. Un buen nivel de inglés permite establecer relaciones comerciales sólidas, comprender y satisfacer las necesidades de los clientes internacionales, y participar en negociaciones y acuerdos comerciales.

3. Acceso a recursos y conocimientos: El inglés es la lengua predominante en la investigación científica, la literatura académica y la tecnología. Tener un buen nivel de inglés facilita el acceso a información actualizada, publicaciones científicas, estudios e investigaciones relevantes para diversos campos profesionales.

4. Oportunidades de desarrollo profesional: El inglés es fundamental para acceder a programas de formación, capacitación y especialización en el extranjero. Muchas empresas valoran la experiencia internacional y la capacidad de adaptación cultural que se adquiere al estudiar o trabajar en países de habla inglesa.

Teniendo todos estos puntos a favor, se entiende que sea tomado como requisito casi indispensable su dominio en el ámbito laboral. Las empresas buscan candidatos que puedan comunicarse eficazmente en inglés para aprovechar las oportunidades globales, establecer relaciones comerciales sólidas y acceder a recursos y conocimientos relevantes.

Además, el nivel de inglés de un candidato también puede reflejar habilidades y características valiosas, como la capacidad de aprendizaje, la adaptabilidad, la apertura hacia nuevas culturas y formas de trabajo, y la disposición para asumir desafíos internacionales. Estas cualidades son altamente valoradas en un mercado laboral competitivo y globalizado.

Por qué el inglés no debería ser necesario para todos los puestos e industrias:

¿Te imaginas a un camarero en plena Alpujarra hablando inglés más de 1 vez al mes (como MUCHO)? Pues no. ¿Te imaginas a un dependiente en el Magreb vendiendo sus productos en inglés, en una tierra en la que los idiomas predominantes son el árabe y el francés? Pues tampoco. Es importante reconocer que el nivel de inglés no es igualmente relevante para todos los puestos e industrias.

En algunas ocupaciones, como trabajos manuales, puestos técnicos especializados o roles que no requieren interacción internacional, el dominio del inglés puede no ser esencial para desempeñar las tareas requeridas de manera eficiente. En estos casos, otros conocimientos y habilidades específicas pueden ser más importantes y relevantes para el éxito laboral.

Sin embargo, incluso en estas situaciones, tener al menos un nivel básico de inglés puede resultar beneficioso. En un mundo cada vez más globalizado, es probable que surjan situaciones en las que la capacidad de comunicarse en inglés sea ventajosa, ya sea para colaborar con compañeros de trabajo de diferentes nacionalidades o para acceder a recursos y materiales técnicos disponibles en inglés.

En conclusión, hay que hay mucha tontería con el tema del nivel de inglés, lo cierto es que es importante tener al menos un nivel básico para poder estar al día en todos los ámbitos. Ahora, ¿quieres descubrir cuál es el tuyo o el de tus empleados? Te dejamos por aquí un test gratuito

¡Gracias por pasarte una semana más por nuestro blog para estar al día en lo último en Recursos Humanos! No olvides seguirnos en todas las redes sociales, prometemos no ser demasiado Boomers 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio