top of page

El desafío de seleccionar al candidato para teletrabajo


El clásico dilema del huevo y la gallina incorpora una nueva variante con la consolidación del teletrabajo.


La disyuntiva es la siguiente: si queremos cubrir una vacante para trabajar en remoto, ¿a qué debemos dar prioridad a la hora de seleccionar un candidato? ¿A las competencias necesarias para trabajar a distancia, o a las habilidades propias del puesto en sí?

Por ejemplo, buscamos un responsable de marketing que trabajará bajo un modelo híbrido, combinando presencial y remoto. Para el reclutador se plantean una serie de dudas:

  • ¿Es más importante que posea las habilidades necesarias para trabajar de forma autónoma, o que acredite la experiencia y los conocimientos relacionados con su especialidad?

  • ¿Pondremos el énfasis en las competencias como trabajador remoto, o en las propias del especialista de marketing?

  • Si centramos la búsqueda en candidatos que ya han demostrado su eficiencia trabajando en remoto, ¿no estaremos dejando pasar a los mejores especialistas en marketing?

  • Y viceversa: si nos centramos en una experiencia relevante en marketing, ¿no existe el riesgo de que la persona elegida no tenga un buen desempeño trabajando a distancia?


Las respuestas a estas preguntas no son excluyentes. Es decir, no podemos elegir una opción por delante de la otra.

Lo ideal es encontrar a la persona capaz de desempeñar de manera remota las funciones propias de un responsable de marketing.



Cómo elegir al mejor candidato para trabajar en remoto


El proceso que debe seguir Recursos Humanos para seleccionar al profesional que trabajará en remoto es el siguiente:

  1. Identificar cuáles de las tareas propias del puesto se pueden desempeñar de forma remota.

  2. Evaluar si los candidatos poseen las habilidades necesarias para trabajar a distancia (organización, autonomía, disciplina, etc).

  3. Enfrentar o ponderar esas habilidades con las tareas propias del puesto que se pueden ejecutar a distancia.

  4. Por supuesto, evaluar la experiencia profesional y las habilidades de cada candidato.

Así que ni huevo, ni gallina. Siguiendo esta metodología, seremos capaces de encontrar al profesional con un nivel de especialización superior, que combine la capacidad de trabajar en remoto con la experiencia y el talento necesarios para el puesto.


19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page